Iglesia Cristiana Virtual 

Mision de la Biblia Abierta en Colombia

"Una Iglesia integral abierta a la nueva generación"

gallery/1b_325884_t11[1]

LA CONDUCTA DEL CREYENTE EN CRISTO

Cita Bíblica:  Efesios 4 al 6

A. Andar en unidad: Hemos sido llamados a conformar parte de un cuerpo, un Espíritu, un Señor y un Dios.  Aquí se refiere a la familia de Dios, a diferencia del cuerpo de Cristo que es la iglesia que la conforman los creyentes en la tierra.  Como hemos sido llamados a un cuerpo debemos andar en unidad como es digno de nuestran vocación, Efesios 4:1-6.

Dios hace el llamamiento: Él dota al creyente para que ejerza la obra en el ministerio, le muestra los deberes que debe cumplir para con el cuerpo de Cristo y le fija metas.

Los dones del Espíritu: Cuando Cristo ascendió a los cielos dio diversidad dones a las iglesias, mediante el Espíritu Santo, Efesios 4:7-11.

La meta de la iglesia: Cada miembro creyente debe participar en el crecimiento de la iglesia.  El líder cristiano o pastor alimenta a los creyentes con la Palabra de Dios y estos desarrollan la obra del ministerio.  A medida que cada santo crece y gana a otros, el cuerpo entero crece en Cristo, Efesios 4:12-16.

B. Andar en pureza: Hemos visto la relación del creyente con la iglesia y la familia de Dios, pero también el nuevo creyente vive en un mundo inconfeso, que no conoce a Cristo, donde hay tentación y contaminación.  Tenemos la responsabilidad de testificarle, pero no podemos dejarnos contaminar y por lo tanto debemos andar en "pureza".  El apóstol Pablo enumera una serie de deberes y obligaciones para que el nuevo creyente siga y pueda andar correctamente en Cristo, Efesio 4:17-32.

C. Andar en amor: Ahora el nuevo creyente ha sido adoptado como hijo de Dios, además de haber sido los seres humanos creados a Su Imagen y Semejanza, compartimos algunos de Sus atributos divinos, Dios es amor, por lo tanto, nosotros debemos "andar en Amor".  Pablo enumera algunos pecados que un creyente que ande en amor, nunca debiera ni tan siquiera imaginar, como son: fornicación, inmundicia, avaricia e idolatría, no se deben ni aún nombrar entre los cristianos, Efesios 5:1-6.

D. Andar en Luz: El nuevo creyente viene de un mundo de tinieblas y oscuridad, ha venido a conocer la luz a través de Jesucristo, por lo tanto de ahora en adelante debe "andar como hijo de luz", no participando de las obras infructuosas de las tinibielas porque es vergonzoso hablar de ellas en secreto.  Pablo advierte que todo lo que se haga en secreto será hecho manifiesto por la luz, Efesios 5:7-14.

E. Andar cuidadosamente: La Palabra de Dios dice que "andéis con diligencia", significa andar con cuidado, no insensatamente, sino entendíos, atentos a obedecer la voluntad del Señor, aprovechando bien el tiempo, Efesios 5:15-17.

F. Andar en armonía: Este pasaje recuerda a los creyentes "andar en armonía" con la familia, padres e hijos, patronos y trabajadores, el respeto y el amor hacia su pareja u esposa y manteniendose alejados del vino, Efesios 5:18-6:9

G. Andar en victoria: Lo que nos impide "andar en victoria" es el no conocer las provisiones que Dios ha hecho para que el ser humano logre la victoria sobre Satanás.  Cristo ha vencido por completo a Satanás y a sus huestes, por lo tanto, el creyente debe andar revestido con el poder del Señor para enfrentar al enemigo y afrontar los días malos porvenir.  Satanás es el enemigo espiritual de la creación de Dios, por lo tanto debe enfrentársele con armas espirituales, que son la Palabra de Dios y la oración.  El nuevo creyente debe tener la seguridad que está sentado en los lugares celestiales con Cristo, esto es muy por encima de todos los principados, potestades y huestes de maldad de Satanás.   El poder de Dios está a nuestra disposición mediante el Espíritu Santo que mora en nosotros.  Tenemos que entrar en un proceso de aprendizaje, sentarnos antes de poder caminar, y debemos andar antes de poder estar firmes en pie, y es importante reconocer primero nuestra posición espiritual antes de que podamos tener poder espiritual de Dios.  Efesios 6:10-20.  

Deberes del creyente

Introducción: El libro de Efesios equilibra la doctrina y el deber.  Primero Pablo nos recuerda lo que Dios ha hecho por nosotros, luego nos dice lo que debemos hacer por Él en respuesta a Su misericordia.  La vida cristiana se basa en el aprendizaje de la Palabra de Dios y su aplicación a la vida practica del creyente.   El creyente que no conoce mucho de su riqueza en Cristo, nunca podrá andar por Cristo.  Nuestra conducta depende de nuestro llamamiento.  Muchos cristianos viven solo en los capítulos 1 al 3 de Efesios, estudian las doctrinas, pero no avanzan a los capítulos 4 al 6 para poner en práctica sus deberes para ser buenos cristianos y estar en Cristo.

 

El Andar del Cristiano

A la vida cristiana se le compara con una caminata, porque comienza con un paso de fe, involucra un progreso y exige equilibrio y fuerza.  Si no aprendemos a andar, nunca seremos capaces de correr,

 

 

 

 

ni tampoco, estar firmes en la batalla:

Conclusión: Dios a través de la apóstol Pablo ha exhortado a los efesios a vivir una vida digna de un hijo de Dios, y lo ha hecho extensivo a toda la humanidad después de Cristo, lo que nos incluye a todos nosotros.  Los consejos, las advertencias, los mandamientos, los deberes y las obligaciones expuestos en el libro a los Efesios, no son de carácter opcional, sino de aplicación obligatoria para todo cristiano creyente que se considero un hijo de Dios.  Leamos todo el libro de Efesios y reflexionemos sobre nuestro andar en Cristo.

Nuestra Herencia Espiritual

( Parte -2 )