Iglesia Cristiana Virtual 

Mision de la Biblia Abierta en Colombia

"Una Iglesia integral abierta a la nueva generación"

gallery/1b_325884_t11[1]

LAS DISPENSACIONES

(Los Tiempos Bíblicos)

 


Citas Bíblicas: 2-Timoteo 2:15

 

  "Procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que traza bien la Palabra de verdad."   (Versión Reina Valera 1909)

 


Introducción: La Biblia es un libro muy extenso, consta de 66 libros, fue escrito por cerca de 40 escritores, inspirados por el Espíritu Santo de Dios, dentro de un período de tiempo comprendido entre los años 1502 a.C. y el año 98 d.C. o sea, por un tiempo de aproximadamente 1.600 años.
La Biblia tiene un tema central que es el Reino, así como cada libro tiene también su tema central.
Toda la Biblia, desde Génesis 1:1 hasta Apocalipsis 22:21, se trata de la lucha por el control del trono de la creación. ¿Quién va a reinar, Dios u otra persona? Este es el contexto de toda revelación Bíblica. Este tema del "Reino" es el punto de vista desde el cual Dios lo escribió todo.

La forma correcta y aconsejable para entender la Biblia, es estudiarla desde la perspectiva de Dios. Si queremos estudiar la Biblia dentro de su debido contexto, tenemos entonces, que leerla desde esta perspectiva del "Reino" y la lucha por el control del mismo.
La historia de la Biblia es como un drama y tiene varias escenas, a través de las cuales el tema central se desarrolla y se resuelve. Estas escenas en la Biblia se llaman "dispensaciones" o "épocas". Las escenas cambian mientras que el tema se va resolviendo, pero la trama se mantiene igual siempre. En cada dispensación Dios procura establecer y extender Su Reino, pero Satanás siempre aparece para estorbar Su plan y esto es lo que ocasiona un cambio de escena.

Teniendo estas generalidades en mente, es necesario que el estudioso de la Biblia conozca las diferentes etapas que han venido cumpliéndose en la historia de la humanidad; y a medida que se va entendiendo cada dispensación se irán disipando las malas interpretaciones de la Biblia y las doctrinas erradas.
Si queremos hacer un estudio responsable de la Biblia será necesario que la tracemos bien, o sea que hagamos divisiones, tengamos un estricto orden y tengamos en cuenta los tiempos y épocas para los cual fue escrita cada porción bíblica.

Trazar viene del griego «orthotomeð» que significa "cortar derecho", utilizado por Pablo en este versiculo, debido a que él cortaba tela para hacer sus tiendas. La tela tenía que utilizarla bien y aprovecharla al máximo, así mismo, tendremos que hacer con la Palabra de Dios para obtener Su Revelación Especial.

El conocimiento en detalle, de cada una de las dispensaciones, no será de utilidad para el estudioso de la Biblia, si no sabe como enseñarla y aplicarla.
Aunque la Biblia está toda relacionada entre sí, para entender mejor los tiempos en los cuales se sucedieron los hechos y su aplicación, es necesario tener en cuenta los siguientes siete consejos:
                                                                1- No aplique algo del pasado a otra parte del pasado
                                                                2- No aplique algo del pasado al presente
                                                                3- No aplique algo del presente al pasado
                                                                4- No aplique algo del presente al futuro
                                                                5- No aplique algo del futuro al presente
                                                                6- No aplique algo del futuro a otra parte del futuro
                                                                7- No aplique algo del futuro al pasado.

Las Dispensaciones son divisiones detallados hechos a la Biblia de acuerdo con el propósito de Dios, para aplicarlas a cada época de la humanidad en la tierra.

Una dispensación tiene que ver con un período de tiempo, un lapso.  La palabra griega para "dispensación" es «oikovoµía» que significa "economía" que se refiere al sistema de mayordomía durante un lapso de tiempo. En Efesios 1:10 podemos notar esta aplicación:
Efesios 1:10 "de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra."
La palabra "dispensación" se traduce "mayordomía". Esta revelación nos la enseña Dios a través de Lucas 16:1-4, en su versión griega vemos la palabra «οικονομιας» traducida como mayordomía. O sea una dispensación es un período de mayordomía.      

      Luc 16:1 "Dijo también a sus discípulos: Había un hombre rico que tenía un mayordomo, y éste fue acusado ante él como disipador de sus bienes.
      Luc 16:2 Entonces le llamó, y le dijo: ¿Qué es esto que oigo acerca de ti? Da cuenta de tu mayordomía (οικονομιας), porque ya no podrás más ser mayordomo.
      Luc 16:3 Entonces el mayordomo dijo para sí: ¿Qué haré? Porque mi amo me quita la mayordomía (οικονομιας). Cavar, no puedo; mendigar, me da vergüenza.
      Luc 16:4 Ya sé lo que haré para que cuando se me quite de la mayordomía (οικονομιας), me reciban en sus casas."   

Según estos versículos podemos deducir que cada dispensación consta de cuatro diferentes elementos:

Primer elemento: Un mayordomo principal (Lucas 16:1).
Dios encarga a alguien con una responsabilidad al comienzo de la dispensación y él es el mayordomo principal.
En el versículo uno, el hombre rico es una imagen del Señor Jesucristo y Él tiene un mayordomo que administra ciertos bienes, este le es infiel y, por lo tanto, es acusado ante Él.
Segundo elemento: Una mayordomía, (Lucas 16:2).
Este mayordomo tiene que demostrar al hombre rico que ha sido fiel en la administración de lo que le fue encomendado. Cada mayordomo tiene la posibilidad de ser hallado fiel en la responsabilidad que se le ha entregado:
1-Corintios 4:2 "Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel."
Tercer elemento: Un fracaso (Lucas 16:1).
Este mayordomo fracasó porque disipaba los bienes de su señor, o sea malgastaba lo que se le confió, no lo usaba conforme a la voluntada de su señor.
Este es el propósito principal de las dispensaciones: Dios quiere mostrarle al hombre que por si solo no puede hacer nada bien, el hombre sin Dios siempre fracasa. En cada dispensación Dios prueba al hombre en áreas diferentes y el hombre siempre fracasa. Dios nos está enseñando metódicamente que separados de Él, nada podemos hacer (Juan 15:5).

       Juan 15:5 "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer."

Cuarto elemento: Un juicio (Lucas 16:3 y 4).
Cada dispensación en la Biblia termina de la misma manera. El mayordomo fracasa y por lo tanto Dios tiene que intervenir para quitarlo de su mayordomía. Así es como también comienza la siguiente dispensación, Dios establece a otro mayordomo en la tierra con una nueva responsabilidad, y así el ciclo continúa.
Así que, al final de la historia, delante de Dios el hombre no tendrá ninguna excusa, Dios les está quitando a los hombres toda excusa a través de las dispensaciones, veamos:

En la dispensación del Edén (Génesis 1-3), Dios probó al hombre bajo la inocencia. Adan y Eva no tenían una naturaleza pecaminosa (una tendencia a pecar) pero siempre fracasaron.
Durante la dispensación de Adán (Génesis 4-7), Dios probo a los hombres bajo la dirección de su propia conciencia y fracasaron. El hombre no puede dirigirse por su conciencia porque no la sigue siempre, no la obedece, Caín es una prueba de esto.
En la dispensación de Noé (Génesis 8-11), Dios probó al hombre bajo el gobierno humano y el hombre acabó por rebelarse. El gobierno humano no puede controlar al hombre, no es sufiente para controlarlo, cambiarlo y dirigirlo.
Durante la dispensación de Abraham (Géeneis 12-18), Dios probó al hombre bajo la dirección de la familia, pero tampoco funcionó. Los que estaban a cargo de la responsabilidad de hacerlo, fracasaron.
En la dispensación de Moisés (Éxodo 19 - Mateo 27, y Hebreos a Apocalipsis 19), Dios probó al hombre bajo la ley, un conjunto de normas, claramente definidas y escritas. El hombre tenía el conocimiento exacto de lo que Dios quería para él, pero fracasó.
En el presente, durante la dispensación de la iglesia o de la Gracia (Mateo 28-Filemon), Dios nos está probando bajo la gracia. Lo único que tenemos que hacer es creer en el Señor Jesucristo. Pablo es el mayordomo encargado, él fue fiel, cumplió con su encargo, pero nos delegó a nosotros como mayordomos secundarios para continuar la obra hasta el fin de la dispensación, ¿pero hemos sido fieles nosotros?
La iglesia de los últimos días es la iglesia de Laodicea, la iglesia apostata, la que fracasa en su mayordomía porque es tibia (Apocalipsis 3:14-17).

Veamos en detalle cada una de las ocho dispensaciones o etapas de tiempo en que se divide la Biblia:

 

Las ocho dispensaciones dadas por Dios


1- La Dispensación del Edén (La Inocencia): Génesis 1-3

Se llama de "inocencia" porque Adán y Eva no tienen la influencia de una naturaleza pecaminosa. Dios los crea sin pecado, en un estado de perfecta inocencia. Sin embargo, aún así, el hombre peca.  El mayordomo responsable en esta dispensación es Adán.

Gén 2:7 "Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente."
Gén 2:9 Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.

El hombre, Adán (no la mujer Eva) es el que tiene la responsabilidad primaria en esta dispensación, Dios se la entrega a Adán antes de crear a Eva.

Gén 2:16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer;
Gén 2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.

En el Huerto del Edén, Adán tiene la responsabilidad de no comer del Årbol de la Ciencia del Bien y del Mal. Dios les dió toda la provisión del huerto, puede comer de todos los árboles, solo se le prohibe comer de ese árbol.

Gén 3:6 "Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella."

Es interesante analizar que el Árbol de la Vida está ahí en el huerto, no está prohibido, Adán y Eva podían comer de él, pero no lo hicieron. Si hubieran comido del Årbol de la Vida en vez del árbol de la ciencia del bien y del mal, no estariamos viviendo en un mundo de pecado.

Gén 3:22 Y dijo Jehová Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

Pero como no fué así, Adán y Eva comieron de lo prohibido, desobedecieron, y fracasaron, el mayordomo fracasó en su mayordomía, ahora será sujeto de un juicio.

Gén 3:8 Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto.
Gén 3:9 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?
Gén 3:10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.
Gén 3:11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?
Gén 3:12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.
Gén 3:13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.
Gén 3:14 Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.
Gén 3:15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.
Gén 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.
Gén 3:17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.
Gén 3:18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo.
Gén 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

Cada dispensación termina con un fracaso, el cual, conlleva al juicio de Dios, y el juicio sirve para quitar al mayordomo de su mayordomía. El juicio aplicado sobre el pecado de Adán, que lo quita de su mayordomía, es la separación de Dios.

Gén 3:23 Y lo sacó Jehová del huerto del Edén, para que labrase la tierra de que fue tomado.

Toda maldición que Dios pronunció sobre Adán, Eva y la tierra también tiene que ver con este mismo juicio. La sentencia de este juicio se extiende hasta nuestros días, porque cada hombre que nace, nace muerto espiritualmente, o sea separado de Dios debido al fracaso de Adán.

Rom 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

La cronología de la Escritura de esta dispensación es de Génesis 1 al 3, y dura muy poco tiempo, quizas tan solo un año.

 

 

2- La dispensación de Adán (La Conciencia): Génesis 4-7

Se llama de "conciencia" porque muestra lo que el hombre hace cuando se guía sólo por su conciencia. Durante el tiempo el tiempo de inocencia en el huerto del Edén, Adán y Eva no tenían conciencia. La conciencia es el conocimiento innato del bien y del mal, es la capacidad de disernir entre el bien y el mal. Antes de comer del Árbol de la ciencia del Bien y del Mal, Adán y Eva no tenían ese conocimiento. Entonces, ahora que Adán y Eva comieron del árbol prohibido, ya tienen la capacidad de disernimiento y es por esto que Dios les muestra las consecuencias a las que se expone el hombre cuando se guía por su propia conciencia.
La conciencia del hombre le puede producir sentimientos de culpabilidad, arrepentimiento y tristeza por haber hecho algo malo, pero no lo puede guardar del pecado y por lo tanto, no lo puede salvar por si sola.

1-Corintios 4:4 Porque aunque de nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado; pero el que me juzga es el Señor.
Romanos 2:15 mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos,

Los mayordomos responsables en esta dispensación son: Adán y sus desendientes.

Génesis 4:1-2 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio luz a Caín y dijo: Por voluntad de Dios he adquirido varón. Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caín fue labrador de la tierra.
Génesis 6:1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra y les naccieron hijas.

La mayordomía (responsabilidad) de estos mayordomos se halla en la comisión original que Dios le entregó al hombre con anterioridad en Génesis 1:28.
El propósito de Dios es que el hombre se multiplique y que llene la tierra para soguzgarla. O sea Él desea establecer y extender Su Reino en la tierra por medio de Adán y sus desendientes. Recuerde que el tema de la Biblia es el del Reino.

Génesis 1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Génesis 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Dios quiere que los hombres y mujeres se multipliquen entre si. Para que el ser humano pueda multiplicarse es necesario que exista un hombre y una mujer. Es por esto que Dios dió está orden en Génesis 1:27-28.

2-Pedro 2:4 Porque si Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entregó a prisiones de oscuridad, para ser reservados al juicio;
Judas 1:6 Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día;
Judas 1:7 como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

El fracaso en esta dispensación se ve en Génesis 6:2 y tiene que ver con parte de la comisión de "multiplicarse".

Génesis 6:2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.

Los hombres deben multiplicarse entre sí, las hijas de los hombres con los hijos de los hombres, pero fracasaron en este aspecto de su responsabilidad, porque las mujeres se multiplicaron fuera de su raza, con los ángeles caidos, o sea los hijos de Dios que se rebelaron con Lucero.
Dios tiene a unos cuantos de estos demonios, de los que cayeron con Satanás, guardados en oscuridad, en prisiones eternas esperando el juicio del Gran Día.

Job 1:6 Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos de Dios, entre los cuales vino también Satanás.
Job 2:1 Aconteció que otro día vinieron los hijos de Dios para presentarse delante de Jehová, y Satanás vino también entre ellos presentándose delante de Jehová.

El juicio divino cae sobre el mundo de entonces en el diluvio y la destrucción de los hombres, los gigantes (la nueva raza que se produjo por la cohabitación de ángeles caídos con mujeres hijas de los hombres), los demonios que tomaron cuerpos para procrear, las bestias, los reptiles y las aves.

Génesis 6:7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.

La cronología de la Escritura de esta dispensación es en Génesis capítulo 4 al 7. Cubre 1.656 años de historia. Vimos aquí los cuatro elementos un mayodomo, una mayordomía, un fracaso y un juicio. Ahora Dios comienza nuevamento otra linea de dispensación con otro mayordomo y una nueva mayordomía.


 

 

3- La dispensación de Noé  (El Gobierno Humano):  Génesis 8-11

Se llama de "Gobierno Humano" porque Dios, después del Diluvio, otorga al hombre la autoridad de gobernarse por sí mismo.

Gén 9:5 Porque ciertamente demandaré la sangre de vuestras vidas; de mano de todo animal la demandaré, y de mano del hombre; de mano del varón su hermano demandaré la vida del hombre.
Gén 9:6 El que derramare sangre de hombre, por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.

En este momento, con la autoridad de quitarle la vida al homicida, con el máximo poder de la pena de muerte y al darle al hombre la autoridad de tomar la vida de otro, Dios está otorgando al hombre el poder y la autoridad para gobernar sobre todos los demás aspectos de su sociedad.

Rom 13:1 Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.
Rom 13:2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

Es importante entender que Dios estableció la autoridad de los gobernantes, no de sus acciones, otorgó al hombre el poder para establecer orden en su sociedad con un gobierno humano.
De aquí en adelante, los dirigentes, las autoridades, los políticos, la policía, etc, en todos los tiempos, tendrán que rendirle cuentas a Dios, en el día del juicio, por lo que hayan hecho con lo que Dios les ha otorgado.
Los mayordomos responsables de está dispensación son Noé y sus desendientes.

Génesis 9:1 Bendijo Dios a Noé y a sus hijos, y les dijo: Fructificad y multiplicaos, y llenad la tierra.

El mayordomo principal es Noé porque Dios le encarga a él primero. Pero también incluye a sus hijos y sus descendientes porque ellos tienen la misma responsabilidad que su padre Noé. Dios quiere que Noé y sus hijos llenen la tierra multiplicándose. Esta es la misma comisión que Dios le dió a Adán basada en el mismo plan de Dios de establecer y extender Su Reino en la tierra a través de los hombres.
El fracaso sucede dos capítulos después con la construcción de la torre de Babel, los hombres no quieren llenar la tierra como Dios les advirtió.

Génesis 11:4 Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre, cuya cúspide llegue al cielo; y hagámonos un nombre, por si fuéremos esparcidos sobre la faz de toda la tierra.

No quieren ser esparcidos por todad la tierra, más bien, los hombres quieren crear una unidad mundial sin Dios, y esto genera un juicio divino sobre el mayordomo.

Génesis 11:7 Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.

El juicio de esta dispensación es la confusión de las lenguas como cumplimiento de la voluntad de Dios, y después continúa la multiplicación de los hombres sobre toda la faz de la tierracomo Él lo habia dicho.

Génesis 11:8 Así los esparció Jehová desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad.

La cronología de la Escritura de esta dispensación es de Génesis 8 al 11 y consta de 426 años de historia, después de los cuales, Dios comienza otro período de dispensación, con otro mayordomo y otra mayordomía.

 

 


4- La dispensación de Abraham  (La Familia):  Génesis 12 - Éxodo 18


Se llama de "La Familia" porque Dios, después de Babel, escoge una familia para establecer y extender de nuevo el Reino del Señor sobre la tierra. Después de Babel los descendientes llegan a ser idólatras, aún Abraham es idólatra (Job 24:2), aún así, Dios escoge a un hombre, Abram, y su descendencia física para continuar con Su plan divino de poblar la tierra.

Génesis 12:1 Pero Jehová había dicho a Abram: Vetede tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostraré.

El mayordomo principal de esta dispensación es Abraham y, como siempre, su mayordomía pasa de él a sus descendientes físicas. Dios escoge a Abraham y a su familia para comenzar de nuevo con Su plan divino de poblar la tierra, pero esta vez lo hace con una promesa, un pacto incondicional para que el fracaso del mayordomo, que va a ocurrir, no estorbe el plan.

Génesis 12:2 Y haré de ti una nación grande, y te bendeciré, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición.
Génesisi12:3 Bendeciré a los que te bendijeren, y a los que te maldijeren maldeciré; y serán benditas en ti todas las familias de la tierra.

La mayordomía de Abraham y su familia, es la custodia de la tierra de Canaán (Lo que hoy se llama "Palestina"). Ellos tienen la responsabilidad de guardarla y vigilarla.

Génesis 12:7 Y apareció Jehová a Abram, y le dijo: A tu descendencia daré esta tierra.(C) Y edificó allí un altar a Jehová, quien le había aparecido.

Dios quiere que Abraham y su descendencia tomen posesión de esa tierra prometida y vivan allí, aunque es una responsabilidad facil, los mayordomos fracasan.

Génesis 12:10 Hubo entonces hambre en la tierra, y descendió Abram a Egipto para morar allá; porque era grande el hambre en la tierra.

Abraham abandona su responsabilidad y huye para Egipto, debido al hambre en la tierra, y decide confiar más en los hombres que en Dios. La familia de Abrham también fracasa corrompiendose al mezclarse con los Cananeos, entonces Dios tiene que rescatarlos y sacarlos de Canaán para Egipto para preservarlos y mantenerlos como raza pura para poder cumplir con Su plan divino.

Génesis 15:13 Entonces Jehová dijo a Abram: Ten por cierto que tu descendencia morará en tierra ajena, y será esclava allí, y será oprimida cuatrocientos años.

Así que el juicio divino sobre el fracaso de los mayordomos de esta dispensación es de 400 años a mano de los Egipcios. Por su desobediencia e infidelidad Dios quita al mayordomo de su mayordomía.
(Nota: Los 400 años se refiere a la opresión de la descendencia después de Abraham, porque Abraham vivio 25 años, después de la promesa, sin tener descendencia, más 5 años que tenía Isaac al momento de comenzar la opresión. Esto suma 30 años, en este momento comienza la opresión, esta es la diferencia que se presenta entre Génesis 15:13 y Gálatas 3:17)

Gálatas 3:17 Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Cristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después,(I) no lo abroga, para invalidar la promesa.

La cronología de la Escritura de esta dispensación es desde Génesis 12 a Éxodo 18. Costa de 430 años de historia y comienza de nuevo otro período de dispensación con un nuevo mayordomo y su mayordomía.

 



5- La dispensación de Moisés (La Ley): Éxodo 19 - Mateo 27 y Hebreos - Apocalipsis 19

Se llama de "La Ley" porque Dios dicta a Moisés una serie de normas para establecer una economía que se regirá por una ley escrita, que consta de 248 leyes básicas y 365 prohibiciones para un total de 613 leyes que Moisés deberá transmitir al pueblo de Israel.

El mayordomo principal de esta dispensación es Moisés, la mayordomía pasa luego de él a todos los israelitas cuando aceptan la responsabilidad delante de Dios. La mayordomía o la responsabilidad es esta dispensación es la de guardar toda la ley. Lo que Dios quiere lograr a través del "epíritu de la Ley" es la sumisión y el compromiso total de Su pueblo, puesto que, amar a Dios es guardar Sus mandamientos, amarlo con todo el corazón, toda el alma y todas las fuerzas, esto implica guardar y obedecer cada uno de los 613 preceptos de la ley de Moisés.

Éxodo 24:3 Y Moisés vino y contó al pueblo todas las palabras de Jehová, y todas las leyes; y todo el pueblo respondió a una voz, y dijo: Haremos todas las palabras que Jehová ha dicho.
Santiago 2:10 Porque cualquiera que guardare toda la ley, pero ofendiere en un punto, se hace culpable de todos.
Deuteronomio 6:4 Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es.
Deuteronomio 6:5 Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.
Juan 14:21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.

El fracaso de los mayordomos de esta dispensación es rápido y completo. El primer fracaso sucede en Éxodo 32 cuando Israel fabrica un ídolo, el becerro de oro y lo adora. Sin embargo Dios les da otras oportunidades, pero siempre fracasan.
El libro de los Jueces muestra el fracaso de Israel bajo el gobierno de los jueces. Los libros de Reyes y Crónicas muestra el fracaso de Israel bajo los reyes. Los libros de los profetas muestran el fracaso de Israel tras cada uno de los profetas. La dispensación de la Ley de Moisés es un fracaso rotundo.
El juicio divino que quita al mayordomo de su mayordomía, es el cautiverio. Israel, las 12 tribus del norte, es llevado cautivo por Asiria en el año 730 a.C. ya que violaron el pacto einfringieron la ley.

2-Reyes 17:5 Y el rey de Asiria invadió todo el país, y sitió a Samaria, y estuvo sobre ella tres años.
2-Reyes 17:6 En el año nueve de Oseas, el rey de Asiria tomó Samaria, y llevó a Israel cautivo a Asiria, y los puso en Halah, en Habor junto al río Gozán, y en las ciudades de los medos.
2-Reyes 17:7 Porque los hijos de Israel pecaron contra Jehová su Dios, que los sacó de tierra de Egipto, de bajo la mano de Faraón rey de Egipto, y temieron a dioses ajenos,
2-Reyes 17:18 Jehová, por tanto, se airó en gran manera contra Israel, y los quitó de delante de su rostro; y no quedó sino sólo la tribu de Judá.

Poco después, en el año 606 a.C. Judá, las dos tribus del sur, se va a cautiverio a Babilonia por la misma razón, infringir la ley de Dios.

2-Crónicas 36:14 También todos los principales sacerdotes, y el pueblo, aumentaron la iniquidad, siguiendo todas las abominaciones de las naciones, y contaminando la casa de Jehová, la cual él había santificado en Jerusalén.
2-Crónicas 36:15 Y Jehová el Dios de sus padres envió constantemente palabra a ellos por medio de sus mensajeros, porque él tenía misericordia de su pueblo y de su habitación.
2-Crónicas 36:16 Mas ellos hacían escarnio de los mensajeros de Dios, y menospreciaban sus palabras, burlándose de sus profetas, hasta que subió la ira de Jehová contra su pueblo, y no hubo ya remedio.


Por lo tanto, Dios quita al mayordomo infiel de su mayordomía.

2-Crónicas 36:17 Por lo cual trajo contra ellos al rey de los caldeos, que mató a espada a sus jóvenes en la casa de su santuario, sin perdonar joven ni doncella, anciano ni decrépito; todos los entregó en sus manos.
2-Crónicas 36:18 Asimismo todos los utensilios de la casa de Dios, grandes y chicos, los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey y de sus príncipes, todo lo llevó a Babilonia.
2-Crónicas 36:19 Y quemaron la casa de Dios, y rompieron el muro de Jerusalén, y consumieron a fuego todos sus palacios, y destruyeron todos sus objetos deseables.
2-Crónicas 36:20 Los que escaparon de la espada fueron llevados cautivos a Babilonia, y fueron siervos de él y de sus hijos, hasta que vino el reino de los persas;
2-Crónicas 36:21 para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías, hasta que la tierra hubo gozado de reposo; porque todo el tiempo de su asolamiento reposó, hasta que los setenta años fueron cumplidos.

Después de este juicio, Dios trae a Su pueblo a la tierra prometida nuevamente (ver Esdras y Nehemías). Luego, el Mesías llega y exige de Su pueblo arrepentimiento y obediencia a la ley de Dios (ver Sermón del Monte).
El último fracaso de la nación es la crucifixión cuando los Israelitas rechazan al Dios que los escogió en el Monte Sinaí.
En los primeros capítulos de los Hechos, Dios les da a los judíos otra oportunidad de aceptar a Jesús como el Mesías, pero ellos siguen con la dureza de su corazón. En consecuencia, Dios juzga al mayordomo nuevamente y en el año 70 d.C., el general romano Tito llega a Jerusalén, destruye la ciudad y envía a los judíos a una dispersión mundial que duraría hasta 1948 d.C. La gran mayoría de los israelitas están todavía en la dispersión, no han regresado aún a la tierra que su Dios les prometió.
La cronología de la Escritura de esta dispensación es desde Éxodo 19 hasta el capítulo 27 de Mateo. Incluye también los libros de Hebreos y Apocalipsis (hasta el capítulo 19) porque quedan aún siete años de esta dispensación, los siete años de dura castigo sobre el mayordomo infiel (Daniel 9:27; Malaquías 4:4-5; y Apocalipsis 1:1-18).
Esta dispensación consta de 1.526 años, que son 1519 años hasta la Cruz, más los siete de la Tribulación, la septuagésima semana de Daniel.

 

 

6- La Dispensación de la Iglesia (La Gracia u Opcional): Mateo 28 - Filemón
Se llama "de la Iglesia" porque abarca desde el establecimiento de la iglesia en Mateo 28, después de la crucifixión de Cristo, hasta Filemón. Está época de la iglesia durará más o menos dos mil años y terminará con el arrebatamiento de todos los cristianos, de todas las épocas, que conforman la iglesia cristiana. Hebreos 9:15-17 declara que el Nuevo Testamento comienza oficialmente cuando el "Testador" (Jesucristo, Dios en la Carne) muere en la cruz, (Semana 69 de la profecía de Daniel 9:26) sin embargo, Jesús al morir en la cruz le pide al Padre perdón por el pueblo de Israel.
 

Lucas 23:34 Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes

Debido a esta petición, Dios le daría a Israel una nueva oportunidad de arrepentirse y aceptar a Jesús como su Mesías. De esto trata Hechos 1:6-8, Pedro y los Apóstoles predican a Cristo, el arrepentimiento y la segunda venida del Señor (Hechos 3:19-21)
Es preciso anotar que el comienzo de la iglesia se mantuvo como un misterio hasta que Dios lo revelara a través del Ápostol Pablo en Efesios 3:1-7:

Efesios 3:1 Por esta causa yo Pablo, prisionero de Cristo Jesús por vosotros los gentiles;
Efesios 3:2 si es que habéis oído de la administración de la gracia de Dios que me fue dada para con vosotros;
Efesios 3:3 que por revelación me fue declarado el misterio, como antes lo he escrito brevemente,
Efesios 3:4 leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo,
Efesios 3:5 misterio que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu:
Efesios 3:6 que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio,
Efesios 3:7 del cual yo fui hecho ministro por el don de la gracia de Dios que me ha sido dado según la operación de su poder.

La dispensación de la iglesia es un "parentesis" en la historia, Dios desvía Su atención a la Iglesia Creyente y deja de lado a la nación de Israel por dos mil años; seguidamente Dios termina su trato con la Iglesia, la arrebata y vuelve Su atención al pueblo judío tratando con él durante el período de la Tribulación (La septuagésima semana (70) de la profecía de Daniel 9:27).

Romanos 11:25 Porque no quiero, hermanos, que ignoréis este misterio, para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles;
Romanos 11:26 y luego todo Israel será salvo, como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad.

Si los judíos no hubieran rechazado al Mesías, el período de la Iglesia no hubiere sido necesario. Pero como no fué así, fue necesario crear esta dispensación dándole una oportunidad a los gentiles como ejemplo para el pueblo judío por su arrogancia.
El mayordomo principal en esta dispensación es el Apóstol Pablo y la mayordomía o su responsabilidad es la edificación del Cuerpo de Cristo, es decir, la Iglesia Creyente, resultante de los gentiles que han creído en Cristo.

Efesios 3:8 A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las inescrutables riquezas de Cristo,
Efesios 3:9 y de aclarar a todos cuál sea la dispensación del misterio escondido desde los siglos en Dios, que creó todas las cosas;
Efesios 3:10 para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales,

Nosotros los cristianos somos mayordomos segundarios porque somos descendientes espirituales de Pablo, por esto la mayordomía o la responsabilidad del Apóstol Pablo ha sido pasada a todos nosotros, sus hijos en el Señor (Hechos 9:15).

2Ti 2:2 Lo que has oído de mí ante muchos testigos, esto encarga a hombres fieles que sean idóneos para enseñar también a otros.

Nosotros somos mayordomos de esta misma mayordomía, es nuestra responsabilidad mientras vivamos, debemos edificar el Cuerpo de Cristo evangelizando, discipulando y desarrollando líderes.

Efe 4:11 Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros,
Efe 4:12 a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo,
Efe 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
Efe 4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,
Efe 4:15 sino que siguiendo la verdad en amor, crezcamos en todo en aquel que es la cabeza, esto es, Cristo,
Efe 4:16 de quien todo el cuerpo, bien concertado y unido entre sí por todas las coyunturas que se ayudan mutuamente, según la actividad propia de cada miembro, recibe su crecimiento para ir edificándose en amor.

El Apóstol Pablo cumplió con su mayordomía en esta dispensación.

2Ti 4:6 Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano.
2Ti 4:7 He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.
2Ti 4:8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida

Lamentablemente, la gran mayoría de los cristianos en esta dispensación no son fieles y fracasarán como mayordomos encargados, a los cuales se les delegó una responsabilidad que no han cumplido. El fracaso de esta dispensación está profetizado en Apocalipsisi 3:14-17 y representado en la iglesia de Laodicea, la cual tipifica el último período de la historia de la iglesia, el cual es de tibiesa espíritual y de apostasía.

Apo 3:14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:
Apo 3:15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente!
Apo 3:16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.
Apo 3:17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo.
Apo 3:18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la verg:uenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas.
Apo 3:19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete.
Apo 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.
Apo 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono.

En consecuencia, en el día postrero, Jesucristo vendrá para arrebatarnos y llevarnos a comparecer en juicio divino.  El mayordomo encargado ha sido infiel y ha fracasado en su responsabilidad, entonces Dios lo quitará de su mayordomía para juzgarlo por lo que ha edificado sobre el Fundamento, que es Cristo.

1Ts 4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.
1Ts 4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.
2-Corintios 5:10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.
1Co 3:10 Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica.
1Co 3:11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.
1Co 3:12 Y si sobre este fundamento alguno edificare oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca,
1Co 3:13 la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.
1Co 3:14 Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa.
1Co 3:15 Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego.
Hebreos 9:27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

La cronología de la Escritura de esta dispensación es desde Mateo 28 al libro de Filemón y durará aproximadamente dos mil años y terminará con el arrebatamiento de los cristianos (vivos y muertos en todas las épocas) los cuales serán llevados a comparecer ante el Tribunal de Cristo.

La dispensación de "La Iglesia", no ha terminado, está vigente, su tiempo de finalización no lo sabemos, pero, según las señales y la profecía de la historia de la iglesia en Apocalipsis 3:14-21, nos indican que el tiempo está cerca.
La siguiente dispensación "El Milenio" no comienza inmediatamente termine la dispensación de la Iglesia, porque quedan 7 años de la dispensación de Moisés y la Ley (Daniel 9:27). Estos siete años corresponden al tiempo de la Tribulación (Apocalipsis 4 al 19) y terminarán con la segunda venida de Cristo.
El Señor Jesucristo, El Mesías, regresará después de estos últimos siete años de la dispensación de la Ley para establecer Su Reino que durará mil años, "El Milenio".

 

 

 

7- La Dispensación del Milenio (La Plenitud): Apocalipsis 20
Se llama "del Milenio" porque corresponde a un período de mil años (1.000 años). Dios ha probado al hombre a través de las seis dispensaciones anteriores, y lo ha probado en seis áreas diferentes, quitándole sus excusas y justificaciones por el pecado que ha cometido, mostrándole que el único culpable es él mismo.
La dispensación del Milenio es una prueba más que demostrará que el hombre sin Dios no tiene espereanza, o sea, que el hombre por sí mismo sólo peca y fracasa.

Juan 15:5 "Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer."

Durante esta última prueba Dios le va a quitar definitivamente al ser humano su excusa de echarle la culpa de su pecado al Diablo. Por mil años Dios va a quitar la influencia de Satanás y los demonios. En la segunda venida, El Señor va a arrojar al diablo en el abismo hasta que sean cumplidos los mil años de esta dispensación.

Apocalipsis 20:1 Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano.
Apocalipsis 20:2 Y prendió al dragón, la serpiente antigua,que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años;
Apocalipsis 20:3 y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo.

Los mayordomos principales de esta dispensación del Milenio son los 12 Apóstoles. Este es el tiempo de la "regeneración" (Hechos 3:19-21), cuando Cristo viene a sentarse sobre el trono de David para Juzgar.

Isaías 24:21 Acontecerá en aquel día, que Jehová castigará al ejército de los cielos en lo alto, y a los reyes de la tierra sobre la tierra.
Isaías 24:22 Y serán amontonados como se amontona a los encarcelados en mazmorra, y en prisión quedarán encerrados, y serán castigados después de muchos días.
Isaías 24:23 La luna se avergonzará, y el sol se confundirá, cuando Jehová de los ejércitos reine en el monte de Sion y en Jerusalén, y delante de sus ancianos sea glorioso.

Pablo no forma parte de los 12 apóstoles, Dios escogió a Matías para reemplazar a Judas Iscariote. Pablo es el Apóstol que Dios envió a los gentiles para levantar la iglesia y así iniciar la dispensación de la Iglesia o de la Gracia, Pablo no tiene nada que ver con el apostolado de la circuncisión, que es para los judíos, él ya tuvo su participación en la dispensación de la Iglesia como mayordomo principal. Por lo tanto él no forma parte de los doce mayordomos principales de esta dispensación del Milenio.

Lucas 6:12 En aquellos días él fue al monte a orar, y pasó la noche orando a Dios.
Lucas 6:13 Y cuando era de día, llamó a sus discípulos, y escogió a doce de ellos, a los cuales también llamó apóstoles:
Lucas 6:14 a Simón, a quien también llamó Pedro, a Andrés su hermano, Jacobo y Juan, Felipe y Bartolomé,
Lucas 6:15 Mateo, Tomás, Jacobo hijo de Alfeo, Simón llamado Zelote,
Lucas 6:16 Judas hermano de Jacobo, y Judas Iscariote, que llegó a ser el traidor.
Hechos 1:24 Y orando, dijeron: Tú, Señor, que conoces los corazones de todos, muestra cuál de estos dos has escogido,
Hechos 1:25 para que tome la parte de este ministerio y apostolado, de que cayó Judas por transgresión, para irse a su propio lugar.
Hechos 1:26 Y les echaron suertes, y la suerte cayó sobre Matías; y fue contado con los once apóstoles.

Los mayordomos secundarios de esta dispensación son todas las personas, tanto judíos como gentiles, que vivan durante el Milenio bajo el liderazgo de los 12 Apóstoles, los cuales estarán encargados de las 12 tribus, un Apóstol para cada tribu (Mateo 19:28). Israel será cabeza de las naciones (Isaías 2:1-4).

Mateo 19:28 Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.
Apocalipsis 20:4 Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.

Dios ha dividido todas las naciones gentiles de acuerdo con el número de los hijos de Israel. Durante el Milenio todos tendrán responsabilidades como mayordomos.

Deuteronomio 32:8 Cuando el Altísimo hizo heredar a las naciones, Cuando hizo dividir a los hijos de los hombres, Estableció los límites de los pueblos Según el número de los hijos de Israel.

Cuando Cristo venga por segunda vez, los Santos recibiran el Reino y el dominio de los reinos de las naciones gentiles y les dará el juicio (a los 12 apóstoles y a todos los Santos).

Daniel 7:18 Después recibirán el reino los santos del Altísimo, y poseerán el reino hasta el siglo, eternamente y para siempre.
Daniel 7:22 hasta que vino el Anciano de días, y se dio el juicio a los santos del Altísimo; y llegó el tiempo, y los santos recibieron el reino.
Daniel 7:27 y que el reino, y el dominio y la majestad de los reinos debajo de todo el cielo, sea dado al pueblo de los santos del Altísimo, cuyo reino es reino eterno, y todos los dominios le servirán y obedecerán.

Los doce Apóstoles cumplen con su reponsabilidad en el Milenio, sin embargo, no es igual con los mayordomos secundarios. Durante el Milenio habrá una actitud de rebelión, porque habrá gente obedeciendo la ley de Dios a regañadientes y otros simplemente no obedecen a Dios, aún cuando Dios está sentado fisicamente en el trono de David en la ciudad de Jerusalén en el medio oriente.

Zacarías 14:17 Y acontecerá que los de las familias de la tierra que no subieren a Jerusalén para adorar al Rey, Jehová de los ejércitos, no vendrá sobre ellos lluvia.
Zacarías 14:18 Y si la familia de Egipto no subiere y no viniere, sobre ellos no habrá lluvia; vendrá la plaga con que Jehová herirá las naciones que no subieren a celebrar la fiesta de los tabernáculos.
Zacarías 14:19 Esta será la pena del pecado de Egipto, y del pecado de todas las naciones que no subieren para celebrar la fiesta de los tabernáculos.

Este fracaso llegará a su colmo al final del Milenio cuando Dios suelte a Satanás del pozo del abismo, él encontraráa al mundo listo para su última rebelión.

Apocalipsis 20:7 Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,
Apocalipsis 20:8 y saldrá a engañar a las naciones que están en los cuatro ángulos de la tierra, a Gog y a Magog,(C) a fin de reunirlos para la batalla; el número de los cuales es como la arena del mar.
Apocalipsis 20:9 Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió.
Apocalipsis 20:10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

En este momento el último juicio caerá. Dios juzgará la rebelión con fuego y juzgará a Satanás lanzándolo definitivamente al lago de fuego. Todos los demás serán juzgados en el Juicio del Gran Trono Blanco.

Apoclipsis 20:11 Y vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él, de delante del cual huyeron la tierra y el cielo, y ningún lugar se encontró para ellos.
Apocalipsis 20:12 Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras.
Apocalipsis 20:13 Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras.
Apocalipsis 20:14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.
Apocalipsis 20:15 Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.

La cronología de la Escritura de esta dispensación se ve solo en el capítulo 20 de Apocalipsis en la Biblia y en algunas profecías, como la profecía de Ezequiel capítulo 40 al 48, su duración será de 1.000 años literales de 360 días cada uno.






8- La Dispensación del Cumplimiento de los Tiempos (La Eternidad): Apocalipsis 21 y 22

Se llama del "Cumplimiento de los Tiempos" porque en ella se cumple el propósito inicial de Dios de reunir todas las cosas en Cristo para que el ser humano viva eternamente en obediencia total a Él,

Efesios 1:10 de reunir todas las cosas en Cristo, en la dispensación del cumplimiento de los tiempos, así las que están en los cielos, como las que están en la tierra.

Esta es una dispensación que nunca terminará, es la octava dispensación, el número ocho en la Escritura es el de los nuevos comienzos. Esta dispensación no sigue el mismo patrón de las demás dispensaciones, aunque hay un mayordomo con una mayordomía, no habrá ningún fracaso
El mayordomo principal en esta dispensación es Cristo. Él reinará sobre el trono de la creación para siempre.

Apo 22:1 Después me mostró un río limpio de agua de vida, resplandeciente como cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero.
Apo 22:2 En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.
Apo 22:3 Y no habrá más maldición; y el trono de Dios y del Cordero estará en ella, y sus siervos le servirán,
Apo 22:4 y verán su rostro, y su nombre estará en sus frentes.
Apo 22:5 No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos.

Los mayordomos secundarios son todos los Santos de todas la épocas. La iglesia llevará a cabo su mayordomía desde la Nueva Jerusalén (Juan 14:2-3 y Apocalipsis 21:9-10). Los Judíos llevarán a cabo sus responsabilidades desde su herencia, la tierra, (Mateo 5:5; Isaías 57:13 y 60:21). Los gentiles tendrán la responsabilidad de poblar el universo y la tierra con personas que alabarán a Dios voluntariamente. De esta manera el Reino Eterno de Dios no tendrá límite y se extenderá para siempre. Tanto la tierra como los cielos se llenarán de justicia, porque todo será lleno de seres justos.

Isaías 9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.
Isaías 9:7 Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.
2-Pedro 3:13 Pero nosotros esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva, en los cuales mora la justicia.

Puesto que no habrá fracaso en esta dispensación, no habrá juicio ni fin. La conología de la Escritura de esta dispensación es desde Apocalipsis 21 y el capítulo 22, especialmente los primeros 5 versículos.

 

CONCLUSIÓN: Aunque toda la Escritura es útil para nosotros (2-Timoteo 3:16-17), no toda la Escritura está escrita directamente para nosotros.
Con este entendimiento de las dispensaciones, usted ya sabe que puede aplicar a su vida al pie de la letra (o sea, los que Dios ordenó escribir a los de la dispensación de la Iglesia: de Romanos a Filemón) y que no, lo cual corresponde a individuos que vivieron en tiempos de otra dispensación, y así no aplicar algo a su vida que no tiene nada que ver con los cristianos.

No olvide orar para pedir la Revelación Especial de Dios sobre esta Palabra.

Amén y Amén.