Biblia Abierta Colombia

gallery/1b_325884_t11[1]

Iglesia cristiana Integral

"Una Iglesia abierta a la nueva generación"

Mi Labor como Padre

Click aquí para consultar la Biblia

En Proverbios 31:10 se habla de las virtudes de la mujer, de las cualidades que caracterízan a la mujer virtuosa y de lo hermoso que se describe aquí a la mujer; leyendo esto el Señor ha inquietado mi corazón, y han surgido cantidad de cuestionamientos sobre mi labor como padre y pense:

 

1-¿Será posible que el hombre como padre de familia podrá alcanzar un grado similar?.

  • ¿He sido un buen padre?
  • ¿Soy respetado por mis hijos?
  • ¿El corazón de mi esposa esta confiado en mí?
  • ¿Mi lámpara no se apaga de noche?
  • ¿Se levantan mis hijos y me llaman bienaventurado, y mi esposa también me alaba?
  • ¿Muchos padres han hecho el bien, pero será que yo sobrepaso a todos?

El día del padre es un día muy especial para recibir regalos, recibir cariño como padres que somos, todo eso es bueno y nos estimula a ser mejores padres, pero solo es parte del galardón que debemos recibir como padres, el galardón mayor será cuando Dios nos cuestione por nuestro comportamiento como padres.

 

2-¿Cómo están tus hijos en la Palabra de Dios? ¿Son temerosos de Dios?, es más, ¿Soy yo temeroso de Dios para educar a mis hijos?.

Una de las funciones principales que tenemos como padres es el educar, disciplinar y ser proveedor; pero las dos primeras algunos padres las han olvidado.

En Proverbios 22:6 Dios dice:  "Instruye al niño en su camino, y aún cuando fuere viejo no se apartará de él."

En algunos paises colocan pancartas gigantes a la entrada de las cárceles, en las cortes y juzgados, basadas en en este proverbio, que dicen:   "Enseñad y coregid al niño y no tendréis que castigar al hombre"

Nos vasta no más con mirar a nuestro alrededor, leer las noticias y los periódicos, para enterarnos de: Suicidios, asaltos, secuestros, maltrato, divorcios, abortos, niños sin padres, juventud en drogas, indigencia, ruina, pobreza, miseria, etc, y preguntamos:

¿Dónde estaban los padres de estos jóvenes? y tendremos que respondernos con otra pregunta: ¿Dónde estoy yo?

¿Que podemos hacer para ayudar a bajar tan siquiera un poco estas estadísticas negativas?

Algo que podemos hacer es clamar a Dios hasta el quebrantamiento. (llorar)

Dicen que los hombres no deben llorar, pero la Bíblia dice lo contrario:  En  2-Samuel 15:30-31 dice que:

David lloraba por su hijo Absalón.  Absalón desacreditó a su padre.

David lloraba y subía al monte de los Olivos, clamaba y subía.

Absalón tenía una mala amistad, Ahitofel (17:1-2), que le aconsejaba para conspirar contra David, matarle y arrebatarle el trono (17:2). Esto le conllevó a la muerte de Ahitofel (17:23) y de Absalón (18:15).

Después de esto, David aquí volvió a llorar, pero esta vez de tristeza por la muerte de su hijo.

 

Conclusión:  Cada vez que tu te quebrantas clamando al Señor por tus hijos, tu subes y tus hijos también subirán, no esperes hasta que esten perdidos o muertos.

En Juan 11:35 (el versículo más corto) dice que: "Jesús lloró"

Necesitamos cambiar nuestro modo de adorar a Dios, Dios ordena y yo obedezco.

Enseña a tus hijos a clamar y quebrantarse en la presencia de Dios, el día que pares de clamar, no podrás hablar a tus hijos, tu corazón será de piedra.

¿Hace cuanto que no clamas y te quebrantas delante de Dios?, ¿o quizás nunca lo has hecho?, ¿Has derramado lágrimas en oración y clamor a Dios por tus hijos y por tu esposa?

Comienza hoy a clamar y quebrantate por tu matrimonio, por tus hijos que quizás se estén perdiendo, derrama lágrimas en la presencia de Dios, con esto estarás dando un paso adelante como padre.

Clama y quebrantate en la presencia del Señor, clama por tus hijos, padres, hermanos, clama por otras familias que esten pasando por dificultades con sus hijos, si haces esto de corazón y creyendo que el Señor obrará en justicia, Dios te dará la paz que sobrepasa todo entendimiento y tendrás tranquilidad por haber hecho algo que al Señor le agrada .  Amén.

 

         "Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias

           Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús". 

(Filipenses 4:6-7)