Biblia Abierta Colombia

gallery/1b_325884_t11[1]

Iglesia cristiana Integral

"Una Iglesia abierta a la nueva generación"

 

Click aquí para consultar la Biblia

La Pascua


Cita Bíblica:  Éxodo 12:1-14
 
Introducción: El mundo entero se prepara a celebrar la Semana Santa, para muchos esta semana es época de vacaciones, de buena comida, de descanso, de no trabajar, de visitar monumentos, de ver películas de Jesús y de escuchar sermones en las iglesias y en la radio; pero la Semana Santa es algo más.  La Pascua marca el nacimiento de la nación de Israel y su liberación de la esclavitud.  Este gran suceso también ilustra a Cristo y su obra en la cruz  (Juan 1:29; 1-Co.5:7-8; 1-P.1:18-20).
 

I-El significado de La Pascua

Para los israelitas La Pascua era la la primera de las tres fiestas que se celebraban en el templo y a la que todo varón debía asistir.  En esta semana se conmemoraba el acontecimiento fundamental de la liberación del pueblo de Israel de la esclavitud y el yugo de los egipcios.

Con esta fiesta también se celebraba solemnemente el hecho de que Dios no hubiera herido a los primogénitos de los israelitas que hubieran marcado sus puertas con la sangre del cordero.

El significado de la Pascua en la antigüedad nos muestra el tipo, sombra o profecía de lo que sería Jesucristo al morir (Ex.12:21, Dt.6:2, 2-Cro.30:17).  Cristo es nuestra pascua (1-Cor.5:7).  El fue sin tacha alguna, como cordero pascual (Ex.12:5, 1-Pd.1:18-19), ninguno de Sus huesos fue quebrantado (Ex.12:46, Jn.19:36); Su sangre fue nuestra redención ante Dios (Ex.12:13).

Nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.  Así que celebremos la fiesta, no con la vieja levadura, ni con la levadura de malicia y de maldad, sino con panes sin levadura, pan de sinceridad y de verdad (1-Corintios 5:7-8).

El pan sin levadura nos muestra el sentido de la gracia por la fe, en el que el cristiano puede habitualmente estar en comunión con el sacrificio de Cristo, de manera que toda su vida sea coherente con su sacrificio.

En Éxodo 12:14 "Y este día os será en memoria y lo celebraréis como fiesta solemne para Dios durante vuestras generaciones por estatuto perpetuo lo celebraréis."

 

Elemento de la Pascua en el AntiguoTestamento                                                          Significado para hoy

  1. -Primer mes: Inicio de la libertad par el pueblo Hebreo (Ex.12:2).                            -Una nueva vida con el Señor (1-Jn.3:9; Jn 3:3).
  2. -Cordero Pascual: Sacrificio de redención (Ex.12:3-5).                                             -Cristo sacrificio perfecto inmolado (Isaías 53:7).
  3. -La Carne: (Ex.12:8).                                                                                                 -La Palabra de Dios, El hecho carne (Jn1:1-14; Jn 3:16-21).
  4. -El Fuego: (Ex.12:8).                                                                                                  -El Espíritu Santo (Rom.15:13; Heb.1:8).
  5. -Pan sin Levadura: (Ex.12:8)                                                                                     -La Pureza (Lev. 2:11; 1-Ped.1:2).
  6. -La Sangre en las puertas de las casas: (Ex.12:7-12).                                              -La Sangre derramada por Jesús (1-Jn.1:7; Ef.1:7; 1-Ped.1:2).
  7. -Hierbas Amargas: (Ex.12:8).                                                                                    -Sufrimiento en medio de la esclavitud del pecado (1-Ped.2:24).
  8. -Comer ceñidos los lomos y el calzado; y el bordón en la mano (Ex.12:14).             -Listos al llamado a salir con vestiduras blancas (Ap.7:9).
  9. -Celebración perpetua (Ex.12:14).                                                                             -Para hacerlo siempre en memoria de El (Lucas 22:19).

 

II. Se necesitaba un Cordero (Éxodo 11)
La paciencia de Dios se agotó y su juicio final, la muerte de los primogénitos, era inminente.  La muerte vendría a todos, a menos que estuvieran protegidos por la sangre del Cordero (Éxodo 11:5-6; y Éxodo 12:12-13).
"Todos hemos pecado" (Rom. 3:23) y
"la paga del pecado es muerte"  (Rom. 6:23).
Dios especifica que el primogénito morirá, y esto significa el rechazo de Dios a nuestro primer nacimiento. Todas las personas son primogénitos que no han nacido otra vez.  Lo que es nacido de la carne, carne es, por eso es necesario nacer de nuevo (Juan 3:6-7).
Las personas no pueden auto-salvarse de la pena de muerte, necesitan a Cristo, el Cordero de Dios.
Durante años los judíos fueron esclavos de los egipcios, sin paga, de modo que ahora Dios les permite su justa paga (Génesis 15:14 y Éxodo 3:21; 12:35ss.).   Desde el punto de vista humano no había diferencia entre el primogénito de Egipto y el de Israel.  La diferencia fue la aplicación de la sangre (Éxodo 11:7).  Todos son pecadores, pero los que han confiado en Cristo están bajo la sangre y son salvos.  Esta es la más importante diferencia con el mundo.
 
III. Se escogió un Cordero (Éxodo 12:1-5)
Los judíos tenían un calendario civil y religioso, y la pascua marca el principio de su año religioso.
La muerte del cordero provoca un nuevo comienzo, así como la muerte de Cristo lo hace para el pecador que cree.
-Escogido antes de ser sacrificado
Seleccionado en el décimo día e inmolado entre las dos tardes del día catorce y quince, el cordero se separaba para la muerte.  Así Cristo fue el Cordero ordenado antes de la fundación del mundo (1-Pedro 1:20).
-Sin mancha
El cordero debía ser macho y sin mancha, un cuadro del perfecto Cordero de Dios en quien no hay mancha ni arruga (1-Pedro 1:19).
-Probado
Desde el décimo hasta el día catorce la gente vigilaba a los corderos para asegurarse que eran satisfactorios; de forma similar, Cristo fue probado y observado durante su ministerio terrenal, en especial durante la última semana antes de ser crucificado.

Nótese el progreso: un cordero (v-3), el cordero (v-4), vuestro cordero (v-5).
Esto es paralelo a: un Salvador (Lucas 2:11), el Salvador (Juan 4:42), y mi Salvador (Lucas 1:47).
No es suficiente llamar a Cristo un Salvador (uno entre muchos), o el Salvador (para algún otro).  Cada uno de nosotros debe poder decir:  El es mí Salvador.
 
IV. Se inmoló el Cordero
Un cordero vivo era una cosa hermosa, pero no podía salvar.  No somos salvos por el ejemplo de Cristo o su vida; somos salvos por su muerte.  Para ver la importancia del derramamiento de la sangre de Cristo analicemos lo que Dios dice en Hebreos 9:22  "y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión."  y Levítico 17:11  "Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por vuestras almas; y la misma sangre hará expiación de la persona."
Por supuesto, matar a un cordero parecería necedad para los egipcios, pero era la manera de Dios para salvación (1-Corintios 1:18-23).
La sangre del cordero debía untarse a la puerta de la casa (Éxodo 12:21-28).
La palabra -lebrillo- en 12:22 significa umbral, de modo que la sangre del cordero quedaba en el lugar hueco del umbral.  La sangre entonces se aplicó al dintel sobre la puerta y en los postes laterales.
Cualquiera que entraba o salía de la casa pasaba por la sangre (Hebreos 10:29).  Cristo fue sacrificado en el día catorce del mes, justo a tiempo cuando los corderos pascuales se estaban ofreciendo.  Nótese que Dios le dice a Israel: matándolo (al cordero), no matándolos (a los corderos); porque para Dios hay un solo Cordero: Jesucristo. Isaac preguntó: "¿Dónde está el cordero?"  (Génesis 22:7) y Juan el bautista le respondió en Juan 1:29: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.". Los cielos dicen: "El Cordero que fue inmolado es digno de tomar el poder, las riquezas, la sabiduría, la fortaleza, la honra, la gloria y la alabanza." (Apocalipsis 5:12).
 
V. Se come el Cordero
Esta es una de las partes más importantes de la Pascua, la Fiesta de los Panes sin Levadura.  La levadura en la Biblia es un cuadro del pecado: trabaja en silencio, corrompe e hincha; y solo se quita con fuego.  Los judíos tenían que quitar toda la levadura de sus casas en la temporada de la Pascua y durante siete días no se les permitía comer pan leudado.  Pablo aplica esto a los cristianos en 1-Corintios 5; lea el capítulo completo detenidamente.
La sangre del cordero fue suficiente para salvar de la muerte, pero la gente tenía que comer el cordero para recibir fuerza para su viaje y peregrinaje. La salvación es apenas el comienzo.  Debemos alimentarnos en Cristo para tener fuerza para caminar con Él.  Los cristianos somos peregrinos (V-11) siempre listos para recibir la orden de avanzar.
El cordero debía cocerse al fuego, lo cual habla de los sufrimientos de Cristo en la cruz. Nada debía dejarse para más tarde; ninguna sobra puede satisfacer al creyente, porque necesitamos un Cristo entero. Necesitamos de la obra completa en la cruz, incluso más, las sobras pueden dañarse y esto arruinaría el tipo; porque Cristo no vio corrupción (Salmo 16:10).  Es triste, pero muchas personas reciben el Cordero como salvación de la muerte, pero no se alimentan todos los días con el Cordero.
Los versículos 43 al 51 nos dan instrucciones adicionales respecto a la fiesta. Ningún extranjero debía participar, ni tan poco el asalariado ni el incircunciso.  Estas regulaciones nos recuerdan que la salvación es un nacimiento en la familia de Dios; no hay extranjeros allí.  Es por gracia; nadie puede ganársela.  Y es mediante la cruz; porque la circuncisión apunta a nuestra verdadera circuncisión en Cristo (Colosenses 2:11-12).  La fiesta no debía comerse fuera de la casa (v-46), porque no podía separarse de la sangre derramada.  Los modernistas que quieren alimentarse en Cristo fuera de su sangre derramada se engañan a sí mismos.
 
VI. Se pone la confianza en el Cordero
Exigió fe el ser liberado del yugo egipcio, estos pensaban que todo era una necedad, pero la Palabra de Dios hablada fue suficiente para Moisés y su pueblo.  La gente se salvó por la sangre y recibió la seguridad de la Palabra (v-12).  Muchos judíos que estaban seguros bajo la sangre, no lo estaban realmente, así como tenemos hoy santos que dudan de la Palabra de Dios y andan preocupados por perder su salvación.
Dios hizo exactamente lo que dijo.  Los egipcios urgían a los judíos a que salieran de la tierra, así como Dios dijo que sucedería.  Dios no se atrasó ni (11:1-3) un solo día, cumplió Su Palabra.
 
VII. Se honra a el Cordero
El cordero murió por el primogénito; ahora el primogénito le pertenece a Dios.  Los judíos eran pueblo adquirido, así como nosotros somos el pueblo adquirido por Dios (1-Corintios 6:18-20).  La nación honraría siempre al Cordero al darle al Señor su primogénito, lo mejor.  Se le darían manos, ojos y boca para su servicio (v-9).
 
Conclusión: La Pascua ilustra la salvación del cristiano mediante la sangre del Cordero, pero hay más en la vida cristiana que ser salvo del juicio.  Las experiencias de Israel en su viaje desde Egipto a Canaán son cuadros de las batallas y las bendiciones de la vida cristiana.  Dios quería a Israel en Canaán y este es un cuadro de la vida cristiana victoriosa para nuestra herencia en Cristo (Efesios 1:3).  Es triste, pero muchos cristianos son liberados de Egipto, pero se pierden en el desierto de la incredulidad, claro que sí, son salvos por la sangre, pero no demandan su rica herencia espiritual por fe (Hebreos 3-5).
El Señor hoy nos enseña que somos salvos por la sangre derramada por Jesucristo en la Cruz, pero nos exhorta a vivir día a día comiendo del Cordero por fe y alimentándonos en Cristo para tener fuerzas para seguirlo.