Biblia Abierta Colombia

gallery/1b_325884_t11[1]

Iglesia cristiana Integral

"Una Iglesia abierta a la nueva generación"

FALSOS MAESTROS

Pocas cosas impactan tanto la vida de un cristiano como el ser enseñado por un maestro de la Biblia sabio y guiado por el Espíritu Santo de Dios.  Podemos quedar fascinados por los profundos comentarios de nuestros maestros, escuchando atentamente cada una de sus palabras y confiando plenamente en lo que dicen.  No obstante, cuando nos concentramos y ponemos toda nuestra atención en la persona en vez de hacerlo en el mensaje, comenzamos a tener un serio problema.  

Por haber puesto nuestra confianza en el maestro, en vez de colocarla en la Palabra de Dios expuesta, podemos extraviarnos del camino correcto debido a las falsas enseñanzas.

El problema es que estos "hombres impíos" con frecuencia tienen lengua de plata, de tal forma que las personas no alcanzan a notar sus engaños.  ¿Cómo podemos saber si el mensaje que escuchamos es digno de confianza?

 

La única manera segura de protegenernos contra las falsas enseñanzas, es verificando cada palabra enseñada directamente con la Biblia misma y hacernos estos cuestionamientos:

 

¿Está basado el mensaje en la Palabra de Dios, o sea la Biblia?

¿Cuadra la interpretación del maestro con el contexto general de las Escrituras, o solo tiene sentido cuando se presenta aislada del resto de la Biblia?

 

Si una enseñanza le exige que no haga caso a cualquier otra parte de la Biblia, usted puede tener la seguridad de que el mensaje no es fiel a la sólida e infalible Palabra de Dios.

 

Dé gracias a Dios por los muchos hombres y mujeres talentosos cuyas genuinas enseñanzas merecen su confianza y clame a Dios para que le ayude a identificar a los falsos ministros, pastores y maestros que tratan de llamar su atención cada día.

 

 

Veamos algunas pautas que nos ayudarán a identificar a un falso maestro:

 

Primera: Los falsos maestros son burladores.  Atacan y tratan de desacreditar la Palabra de Dios o a la congregación misma.  Su mensaje es presentado con tal pasión e intelegencia que hasta la gente sincera puede quedar atrapada en sentimientos de rechazo a la iglesia y entran en duda con las verdades divinas expuestas en la Biblia.

 

Segunda: Los falsos maestros se dejan guiar por sus propios deseos.  Para estas personas, la interpretación  misma de las Escrituras llega a ser un asunto de creencias selectivas.  Diseñan su teología para justificar sus hábitos y deseos pecaminosos.

 

Tercera: Los Falsos maestros crean disención.  Tratan de parecer superiores a sus oyentes alegando haber tenido una experiencia que los eleva a un nivel espiritual más alto, o manifiestan tener poderes superiores que los demás jamás podrían alcanzar.

 

1-Jn 4:1 "Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. 
1-Jn 4:2  En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios; 
1-Jn 4:3  y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo. 
1-Jn 4:4  Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 
1-Jn 4:5  Ellos son del mundo; por eso hablan del mundo, y el mundo los oye. 
1-Jn 4:6  Nosotros somos de Dios; el que conoce a Dios, nos oye; el que no es de Dios, no nos oye. En esto conocemos el espíritu de verdad y el espíritu de error." 

 

Cuarta: Los falsos maestros tienen puesta su atención y toda su mente en las cosas de este mundo.  No están interesados en la verdadera enseñanza de la Palabra de Dios, sino que sus pensamientos y acciones están enfocados y apuntan sólo a lo que ellos pueden lograr, en cuantas personas pueden seguirles y cuanto pueden ganar.  Los que no esten de acuerdo con sus lineamientos y no generen un rendimiento económico para ellos, son inmediatemente rechazados e ignorados.

 

1Ti 1:3  "Como te rogué que te quedases en Efeso, cuando fui a Macedonia, para que mandases a algunos que no enseñen diferente doctrina, 
1Ti 1:4  ni presten atención a fábulas y genealogías interminables, que acarrean disputas más bien que edificación de Dios que es por fe, así te encargo ahora. 
1Ti 1:5  Pues el propósito de este mandamiento es el amor nacido de corazón limpio, y de buena conciencia, y de fe no fingida, 
1Ti 1:6  de las cuales cosas desviándose algunos, se apartaron a vana palabrería, 
1Ti 1:7  queriendo ser doctores de la ley, sin entender ni lo que hablan ni lo que afirman. 
1Ti 1:8  Pero sabemos que la ley es buena, si uno la usa legítimamente; 
1Ti 1:9  conociendo esto, que la ley no fue dada para el justo, sino para los transgresores y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los irreverentes y profanos, para los parricidas y matricidas, para los homicidas, 
1Ti 1:10  para los fornicarios, para los sodomitas, para los secuestradores, para los mentirosos y perjuros, y para cuanto se oponga a la sana doctrina,"
 

 

Quinta: Los falsos maestros no dan frutos buenos, dignos de alabanza y adoración a Dios, sus comunidades no son prósperas, los únicos que prosperan son ellos. (Mateo 7:16-20).

 

Mat 7:16  "Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos, o higos de los abrojos? 
Mat 7:17  Así, todo buen árbol da buenos frutos, pero el árbol malo da frutos malos. 
Mat 7:18  No puede el buen árbol dar malos frutos, ni el árbol malo dar frutos buenos. 
Mat 7:19  Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado en el fuego. 
Mat 7:20  Así que, por sus frutos los conoceréis."

 

 

Conclusión:  Los maestros verdaderamente dirigidos por el Espíritu Santo de Dios evitan estas trampas y reconocen que un aspecto importante es la humildad y unidad con el oyente (Filipenses 2:1-4).  

El otro aspecto es que debemos pedir disernimiento del Espíritu Santo para distinguir la verdad del error (Filipenses 1:9-10).

 

1Ti 6:11  "Mas tú, oh hombre de Dios, huye de estas cosas, y sigue la justicia, la piedad, la fe, el amor, la paciencia, la mansedumbre. 
1Ti 6:12  Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. 
1Ti 6:13  Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas, y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión delante de Poncio Pilato, 
1Ti 6:14  que guardes el mandamiento sin mácula ni reprensión, hasta la aparición de nuestro Señor Jesucristo, 
1Ti 6:15  la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores, 
1Ti 6:16  el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén." 

 

Jud 1:18  "los que os decían: En el postrer tiempo habrá burladores, que andarán según sus malvados deseos. 
Jud 1:19  Estos son los que causan divisiones; los sensuales, que no tienen al Espíritu. 
Jud 1:20  Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo, 
Jud 1:21  conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna. 
Jud 1:22  A algunos que dudan, convencedlos. 
Jud 1:23  A otros salvad, arrebatándolos del fuego; y de otros tened misericordia con temor, aborreciendo aun la ropa contaminada por su carne."

Amén y Amén.

La Biblia es muy clara en todos sus principios, enseñanzas, conceptos, observaciones, verdades y profecías.  Por lo tanto, el verdadero creyente debe guiar su vida de acuerdo con las verdades en ella escritas para tener una vida en la tierra llena de gozo y paz, así como también alcanzar la seguridad en la Salvación y la Vida Eterna con Cristo.

Queremos hacer un recuento de las muchas citas bíblicas en las cuales se hace alusión a los falsos maestros, falsos profetas y falsas enseñanzas.  Parece tedioso y redudante, pero es necesario que todo cristiano y estudioso de la Biblia las conozca.

Mat 7:15  "Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces.

Mat 24:11  Y muchos falsos profetas se levantarán, y engañarán a muchos; 

Mat 24:24  Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos.

 

2-Tim.3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 
2-Tim. 3:2  Porque habrá hombres amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos, soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, 
2-Tim. 3:3  sin afecto natural, implacables, calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores de lo bueno, 
2-Tim. 3:4  traidores, impetuosos, infatuados, amadores de los deleites más que de Dios, 
2-Tim. 3:5  que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita.

 

1-Tim.4:1 Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; 
1-Tim. 4:2  por la hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la conciencia, 
1-Tim. 4:3  prohibirán casarse, y mandarán abstenerse de alimentos que Dios creó para que con acción de gracias participasen de ellos los creyentes y los que han conocido la verdad. 
1-Tim. 4:4  Porque todo lo que Dios creó es bueno, y nada es de desecharse, si se toma con acción de gracias; 
1-Tim. 4:5  porque por la palabra de Dios y por la oración es santificado.

Luc 6:26  !!Ay de vosotros, cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!! porque así hacían sus padres con los falsos profetas.

 

2-Pedro 2:1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. 
2-Pedro 2:2  Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 
2-Pedro 2:3  y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.

 

Jud 1:4  Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo." 

Reconociendo y viviendo entre falsos maestros

Aunque ya hemos aprendido algunas maneras para identificar a los falsos maestros, no tenemos forma de evitar completamente esta influencia daniña, por lo tanto, tenemos que reforzar nuestra fe para estar firmes contra la atracción corruptora del mundo.

 

 

¿Pero, cómo edificar una fe más fuerte?

 

Primero: Debemos saturar nuestra mente con la santa e inmutable Palabra de Dios.  El Espíritu Santo renovará nuestra mente y nos dará nuevo disernimiento a medida que desarrollamos madurez en Cristo.

 

Segundo: Debemos dedicarnos a orar en el Espíritu Santo (Efesios 6:18).  Podemos tener confianza de que El Espíritu nos guiará en nuestras oraciones, indicánosnos por qué, cuándo y cómo orar.

 

Tercero: Debemos permanecer en el amor de Dios.  Por supuesto, jamás podremos estar más allá de la esfera del amor del Señor, pero nunca debemos dar por descontada Su Gracia admirable.  Con esto en mente, necesitamos cuidar mucho de nuestra intimidad con Él y del tiempo que pasamos en Su presencia.

 

Cuarto: Esperamos con anhelo el retorno de Jesucristo.  Para los cristianos, la Segunda Venida de Cristo, es el acontecimiento más esperado de la historia de la humanidad, y necesitamos estar vigilantes.  La convicción de que Cristo regresará en cualquier momento, es una percepción purificadora y preservadora para el creyente. (1-Juan 3:2-3).

 

No hay una "fórmula mágica" para reforzar nuestra fe, pero estos sencillos pasos pueden servirnos de guía si nos esforzamos por proteger nuestra fe de las asechanzas del mundo.

Deu. 31:6  "Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará.

2-Co. 10:4  porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas,

Efe. 6:10  Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Efe. 6:11  Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 

Efe. 6:12  Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Stg. 4:7  Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.

2-Tim. 4:7  He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. 
 
2-Tim. 4:8  Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida."

Amén y Amén.

Citas Bíblicas:

gallery/exhortacionanimada[1]
gallery/bibliasatan