Biblia Abierta Colombia

gallery/1b_325884_t11[1]

Iglesia cristiana Integral

"Una Iglesia abierta a la nueva generación"

Los dos Cimientos

Click aquí para consultar la Biblia 

Cita Bíblica:  Mateo 7:24-29

Objetivo: Examinar sobre que cimiento está fundada la familia.

Introducción: Jesús habla en este pasaje de dos cimientos sobre los cuales se puede edificar la familia; en la roca o en la arena, y dependiendo de la base que tenga así será la familia.

Pregunta: ¿Cómo debo edificar mi familia?

Primero veamos cómo es edificar la familia sobre la arena:

 

I. EDIFICAR UNA FAMILIA SOBRE LA ARENA

  • A. Es confiar en lo material

              1. Poner el corazón en lo material  (Salmo 62:10).

                  Amar exageradamente lo que se posee: la casa, el vehículo, el bote, los muebles, la ropa, etc.

              2. Poner la mirada en lo material  (Proverbios 23:5).

                   Aferrarse desmedidamente a lo material, hacer lo que sea por no perderlo.

              3. Poner lo material por encima de los principios (1-Timoteo 6:9).

                  Practicar lo que va en contra de los buenos principios, mentir, engañar, robar, estafar,endeudarse sin control solo por tener y aparentar.

 

  • B. Es confiar en la propia opinión

              1. Creer que el camino por donde va la familia es el mejor (Romanos 12:16).

                   Divorcio, indiferencia, maltrato, irrespeto, orgullo y rebeldía.

              2. Educar la familia con normas equivocadas (Isaías 5:20-21).

                  Mentiras piadosas, el fin justifica los medios, mi hijo es el mejor para engañar, evadir, etc.

              3. No pedir ayuda adecuada para ser orientados (Proverbios 12:15 y 15:22).

                  No buscar consejería con los pastores, no leer buenos libros, no leer la Biblia.

 

  • C. Es confiar en el hombre

             1. Creer que la solución para mi crisis familiar está: en la influencia política, el pariente influyente, la herencia o el amigo buena persona, etc.                           (Salmo 146:3).

               2. Actuar como una persona insensata, como un necio.

Una familia edificada sobre la arena cuando vienen luchas y dificultades se destruye y se arruina.

 

Ahora veamos como edificar la familia sobre la roca.

 

II. EDIFICAR UNA FAMILIA SOBRE LA ROCA

  • A. Es vivir con principios morales

               1. En lo que se ve  (Lucas 11:34).

                    Escoger lo que veo y ve mi familia con base en los buenos principios morales. La tv, películas, revistas, afiches, etc.

                2. En lo que se habla  (Tito 2:8 y Proverbios 18:21).

                    Mi vocabulario debe ser sano, sin doble sentido, sin groserías, sin morbosidades, un vocabulario que edifique a otros y me dignifique a mí.

                3. En lo que se hace  (1-Corintios 6:9-10).

Como sean mis principios serán mis acciones.  Como sean mis acciones serán los resultados.

 

  • B. Es vivir con principios espirituales

               1. Amar a Dios  (Marcos 12:29-30).

                   Es darle a Dios el primer lugar en mi familia.  Es llevar a mi familia a vivir conforme a Su Palabra.  Servir a Dios en familia, como líder,                                  anfitrión, diacono, maestro, etc.

               2. Amar a los demás  (Marcos 12:31).

                   Valorar a mi familia cuando aun tenga vida, no esperar hasta cuando mueran para decirles cuanto los amamos.  Hoy tengo la oportunidad de                     amar a mi familia, demostrándoselo, reconociéndoles lo importantes que son para mí, admirándolos, ayudándolos y tolerándolos.

               3. Amarme a mí mismo  (Marcos 12:31).

                    Es no hacer cosas que atenten contra mi salud.  Vicios, mala alimentación, deportes extremos, tatuajes, trasnochar, etc.  Amarme a mismo                         es vivir conforme a la Palabra de Dios y cuidar de mi salud espiritual, física y emocional.  En la medida que me amo a mi mismo, amaré a los                       demás.

 

Conclusión: Edificar una familia sobre la roca es vivir con principios morales y espirituales, teniendo como arquitecto y dueño de la obra a Jesucristo y como manual de fe y conducta la Santa Bíblia.   Una familia edificada así, nunca fracasará.

 

¡Edifiquemos hoy nuestra familia sobre la roca!