Iglesia Cristiana Virtual 

gallery/1b_325884_t11[1]

Mision de la Biblia Abierta en Colombia

"Una Iglesia integral abierta a la nueva generación"

De la Pluma del Pastor

¿SABES QUIÉN ES TU MEJOR AMIGO?

Cita Bíblica:   Juan 15:9-15

"Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor.
Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como Yo he guardado los mandamientos de mi Padre,
y permanezco en Su amor.
Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido.
Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como Yo os he amado.
Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.
Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que Yo os mando.
Ya no os llamaré siervos, porque el siervo no sabe lo que hace su señor; pero Yo os he llamado amigos,
porque todas las cosas que oí de mi Padre, os las he dado a conocer."

Jesús es el mejor amigo que podemos tener, porque Él tiene todas las cualidades que lo caracterizan como el mejor compañero.  Jesús nunca nos rechazará, Él nos acepta, nos oye, nos comprende y nos aconseja sabiamente:
Jesús nos acepta:  Él murió en la Cruz por nosotros y aún siendo nosotros pecadores Él nos ofrece Salvación sin interesarle nuestra condición actual (Romanos 5:8).  Todos nuestros pecados y faltas son perdonados desde el momento que creemos y aceptamos a Cristo, le confesamos y nos arrepentimos de nuestras faltas. Desde ese mismo momento somos adoptados como hijos de Dios y comenzamos a hacer parte de la familia de Dios y Su Espíritu Santo viene a morar en nuestro cuerpo limpio de pecado.  La presencia del Espíritu Santo como señal de que hemos sido aceptados por Dios y el sentirnos como Sus hijos, son beneficios permanentes y es un privilegio de los que gozamos todo el tiempo los creyentes.
Jesús nos oye:  Él es nuestro sumo sacerdote en el cielo.  Escucha nuestras oraciones, nos representa delante del Padre e intercede a nuestro favor (Romanos 8:34).  Es posible que nuestros familiares y amigos en la tierra se olviden de nosotros, pero Jesús jamás.
Jesús nos comprende: Durante Su vida en la tierra, Jesús enfrentó la misma clase de dificultades y problemas que nosotros.  Sus posesiones materiales fueron pocas, y no tuvo una casa propia ni lujos,  estaba sujeto a exigencias todo el tiempo, ya que la gente le buscaba día y noche para solicitarle ayuda.  Esperimentó el dolor de ser malinterpretado por aquellos a los que trató de ayudar, además, puede identificarse con los que sufren dolores terribles, ya que Él sufrió una muerte humillante y escarnecedora en la Cruz.
Jesús nos aconseja sabiamente: Jesús envió Su Espíritu Santo para guiarnos a la verdad.  Si escudriñamos en las Escrituras, oramos y clamamos a Él, recibiremos discernimiento y dirección, estímulo para perseverar y más aun, Él nos avisará en los momentos de peligro para nuestra protección.
Ninguna amistad satisface como la de Jesús.  ¿Es Jesús tu mejor amigo?.